Pide una cita ahora

Cocinas de gas vs cocinas de vitro o inducción: ¿Cuál es tu mejor opción?


Ha llegado el momento de cambiar tu vieja cocina por una más moderna que te ofrezca seguridad y mayores prestaciones.

 

Unos dicen que no hay nada como la cocina de inducción; otros expresan que el fuego que ofrece la cocina de gas es el mejor para cocinar. Y, por último, los fieles defensores de la vitrocerámica convencional.

 

Pero… ¿A quién hacerle caso?

 

No te agobies, después de leer este post te va a quedar mucho más claro qué tipo de cocina puedes elegir para tu hogar.

 

 

Cocina gas

 

 

Cocinas de gas: Ventajas e inconvenientes 

 

Las de toda la vida.

 

Actualmente, puedes encontrar dos tipos de modelos de cocina que funcionan con gas:

 

  • Las cocinas que funcionan con gas butano.
  • Las cocinas que funcionan con gas natural.

 

Se tratan de cocinas que aunque son menos estéticas, sí ofrecen mayor efectividad a la hora de cocinar.

 

Son muchos los profesionales que se dedican al mundo de la restauración o la hostelería que apuestan por este tipo de cocinas en sus restaurantes. Sobre todo, donde siguen un estilo de cocina tradicional, en el que los guisos, los pucheros o los platos de toda la vida son los protagonistas.

 

Las ventajas de este tipo de cocina que conviene resaltar son:

 

  • Tardan menos tiempo en calentar.
  • Consumen menos energía.
  • Se puede usar con varios tipos de recipientes.
  • Son la forma tradicional de cocinar.

 

Las desventajas de este tipo de cocinas son:

 

  • Es más difícil de limpiar que otros tipos de cocinas debido a los quemadores.
  • El gas debe tener un especial cuidado. En caso de fuga puede causar accidentes con graves consecuencias.

 

Placas de inducción modernas: Ventajas e inconvenientes 

 

Las cocinas de inducción son las más modernas y actuales. Su imagen es muy parecida a la de una vitrocerámica normal; pero, a diferencia de la vitrocerámica, calienta por medio de un campo magnético cuando entra en contacto con el recipiente sin generar calor residual. Lo que se traduce en un ahorro de energía.

 

Son seguras, eficaces y bonitas.

 

Las mayores ventajas de las cocinas de inducción son:

 

  • No les cuesta mucho calentarse.
  • Gastan menos energía.
  • Son seguras. No te quemas incluso tocando la placa.
  • Son más fáciles a la hora de limpiar y mantener.

 

Las desventajas de las cocinas de inducción son:

 

  • Son más caras que la vitrocerámica o que la cocina de gas.
  • Solo se puede usar un determinado tipo de menaje. Es decir, no podrás utilizar muchas de tus viejas sartenes.
  • Está más indicada para la gastronomía moderna.

 

 

Cocina vitro

 

 

Cocina vitrocerámica

 

Es una de las más comunes en la actualidad y la que está presente en más casas. Es una opción que va a medio camino entre la placa de inducción y la cocina de gas.

 

Este tipo de cocina genera calor mediante unas resistencias que se sitúan justo bajo la placa. Estas resistencias serán las que calentarán el cristal, que, a su vez, dará calor al recipiente que coloques sobre la placa.

 

El calor afecta a todo el espacio donde esté situado el circuito de resistencias.

 

Las principales ventajas de las cocinas vitrocerámicas son:

 

  • Son más económicas.
  • Son más fáciles de limpiar que las cocinas de gas.
  • Son compatibles con la mayoría de utensilios de menaje para cocina.
  • Conserva el calor residual y puedes usarlo para completar un cocinado.

 

Las desventajas de las cocinas vitrocerámicas son:

 

  • Suelen tardar en calentarse.
  • También tardan más en enfriarse.
  • No ahorran tanta energía como la cocina de inducción.
  • Necesitan una limpieza especial con productos especiales.

 

 

Con todas las características que te hemos mostrado de cada tipo de cocina ya sabes un poco más sobre cuál de todas ellas encaja más contigo.

 

Si te gustan los guisos de siempre, disfrutar entre fogones y no eres muy perezoso a la hora de limpiar, apuesta por la cocina de gas.

 

Si te gustan los platos modernos, odias tener que limpiar y estás concienciado con la necesidad de ahorrar energía, opta por una cocina de inducción.

 

Si no pasas mucho tiempo en la cocina, no quieres gastar mucho dinero en una nueva, pero tampoco quieres renunciar a la calidad, opta por una vitrocerámica.

 

En la actualidad tenemos muchas opciones y cada una de ellas encaja con cada estilo de persona.

 

Ahora solo debes elegir la tuya y empezar a pensar en otros aspectos importantes como la encimera, el mobiliario o, incluso, los pequeños detalles que marcan la diferencia. Te dejamos nuestros modelos de cocinas completas Arrital. ¿Con cuál de todas ellas te quedas? 

 

 


;

ARRITAL COCINAS usa los cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación