Distribuir el espacio de tu isla de cocina

20200612 • Written by Arrital • Posted in Emociones

Una de las claves para sacarle todo el partido posible a la cocina es hacer una buena distribución del espacio. A veces no hace falta tener muchos metros cuadrados, basta con aprovecharlos bien, y es aquí cuando entra en juego la isla de cocina, un elemento muy versátil que lo mismo puede servir como zona de almacenamiento que como espacio de trabajo.
 

¿Cómo hacer una isla de cocina?

Cuando se trata de diseños de cocinas, la inclusión de una isla puede darle un aspecto radicalmente distinto a la estancia, que deja de ser solo un lugar para cocinar para pasar a ser una zona en la que pasar rato en familia.

Para conseguir el resultado perfecto es fundamental tener en cuenta las dimensiones de la isla de cocina. Si es demasiado pequeña quizá no resulte práctica, pero si nos excedemos con el tamaño puede dificultar el tránsito por la estancia.
 

De ahí que sea tan importante adaptar el tamaño de la isla al de la estancia y decidir entonces qué elementos poner en la misma.

 

¿Cómo organizar la isla?

Una cocina con isla de estilo moderno nos brinda muchas posibilidades. Lo más recomendable en este caso es no dejarnos llevar por las modas, sino elegir algo que nos resulte útil y práctico.

Si la cocina no dispone de una mesa o no hay espacio para una zona de comedor, podemos convertir la isla en el espacio perfecto para comer en familia combinándola con unos taburetes altos. Esto le da a nuestra cocina un estilo de bar que le otorga un encanto único.
 

En caso de que la estancia sea pequeña y no haya mucha encimera puede ser una muy buena opción utilizar la isla como mesa de trabajo. La parte de abajo la podemos usar de zona de almacenamiento con diferentes armarios y cajones, mientras que la encimera es el lugar perfecto para preparar los alimentos que luego cocinaremos.

Si se puede hacer una reforma más en profundidad de la cocina, con cambios en la fontanería y la electricidad, y siempre y cuando haya espacio suficiente, la isla se puede convertir en el centro neurálgico de la cocina, instalando en ella la placa de cocina o el fregadero, e incluso ambas cosas a la vez.

 

La isla como separadora de ambientes

Con independencia del uso que le demos, la isla también puede servir como elemento para diferenciar ambientes, si tenemos una cocina muy grande y queremos separar la zona de trabajo de la zona de comedor, o si nos hemos animado a convertir nuestra casa en un espacio más abierto y hemos combinado en una sola estancia cocina y salón.
 

La isla de cocina es un elemento muy práctico que puede cumplir diferentes funcionalidades y además mejorar de forma notable la estética. Ha demostrado que es mucho más que una moda pasajera, ha llegado para quedarse y poco a poco va ganando protagonismo en cada vez más hogares. Si haces una buena distribución de su espacio le puedes sacar mucho partido.

ARRITAL COCINAS usa los cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación